martes, 20 de junio de 2017

Zaatari, cuatro años después







Zaatari se levantó como campo para refugiados oficialmente en el verano de 2012, debido a la ola de sirios que huían de la guerra civil y que se fueron acumulando en el norte de Jordania. Desde entonces, cientos de miles –fuentes jordanas incluso cuentan en millones– han cruzado la frontera de forma ilegal. Hoy se calcula que residen en el campo de Zaatari en torno a 70.000 personas. Según Acnur, el campo cuenta con nueve escuelas y dos hospitales.



Después de cuatro años desde su construcción, el campo de refugiados de Zaatari se parece bastante a una urbe. En la imagen, Al Souq Street, una de las calles principales del campo, donde se encuentran la mayor parte de tiendas y establecimientos.



No fue casualidad que se eligiera Zaatari como lugar para levantar el que actualmente es el cuarto centro urbano más grande del país; a pesar de las críticas por su zona desértica, el área de Al Mafraq cuenta con una balsa de agua subterránea. Aún así el tema del agua ha sido un asunto rodeado de polémica, con una crítica prioritaria de los refugiados sobre su servicio: “La situación era tan pobre que tenía que recorrer kilómetros para conseguir agua, y no podía ir al baño cuando lo necesitaba”, cuenta Arwa, una refugiada de Damasco que pasó solo unos días en el campo, y que ahora reside en el municipio de Rusaifa, a 25 km de Amman. En la imagen, explanada dentro del campo donde los niños aprovechan el espacio para jugar.



Uno de los mayores problemas es la cantidad de menores que viven en Zaatari. La mitad de los refugiados no superan los 18 años. A medida que se cruza el campo uno no tarda en percatarse de la cantidad de bebés y niños que han nacido allí. En la imagen, niños en la puerta de su alojamiento en una calle secundaria del campo.



Los refugiados pueden salir de Zaatari entre un par de horas y 20 días como máximo, solicitando previamente una autorización, para realizar las compras necesarias que exige la vida en el campo. Cuentan con un un documento de “prueba de registro” proporcionado por ACNUR válido sólo mientras permanezcan en los campos. Jóvenes refugiados se aglutinan contra la verja que da a los centros médicos y de seguridad, único punto del campo con conexión a Internet.



Los refugiados vivían al principio en tiendas de plástico, hoy empleadas para los animales. Con el paso de los meses y previendo que la situación se prolongaría, se construyeron caravanas de plástico, como las de la imagen, recubiertas por placas de latón, que cuentan con grandes tanques de agua con relativa abundancia, dependiendo de las calles.



“El campo es como una ciudad. Tiene sus propios organismos que hacen de ministerios: sanidad, educación, alimentación y agua”, explica Gavin David White, trabajador de ACNUR. Hay centros educativos para menores de todas las edades. Sin embargo, el número de horas invertido en la enseñanza es demasiado reducido. En la imagen, niños se juntan al salir de la escuela.



La seguridad del campo recae en las fuerzas jordanas, que se encargan de mantener el orden mediante el registro y control de toda persona que entra o sale de la nueva urbe. El Ejército ha desplegado amplios recursos para normalizar la situación y evitar brotes de protestas y escapadas de retorno a Siria.



La región de Al Mafraq ha multiplicado su importancia, así como su población. Taxistas, pastores y comerciantes ven cómo la zona es hoy mucho más transitada. En el campo, la bicicleta se ha convertido en el medio de transporte común entre los refugiados de Zaatari.



Durante los primeros años del éxodo, el descontento era notable y generalizado entre los sirios. Zaatari es hoy una aglomeración que intenta asemejarse a lo que sus residentes perdieron no hace tanto tiempo, y que poco a poco va cobrando forma de ciudad. No sería el primer campo de refugiados que se transforma en urbe en Jordania. Un pastor jordano conduce su rebaño a las puertas del campo de refugiados de Zaatari.








sábado, 17 de junio de 2017

Las casas-jaula para los más vulnerables de Hong Kong




Jerome favre
   

En la cosmopolita Hong Kong hay más de un millón trescientas mil personas que viven por debajo del umbral de la pobreza; de ellas, 200.000 se ven obligadas a vivir en alojamientos inadecuados, como las casas-jaulas y pisos divididos de escasos 10 metros cuadrados, debido a la escasez de vivienda y el alto coste. Ancianos, mujeres, inmigrantes  procedentes del interior de China, niños, trabajadores de bajos ingresos o en paro, discapacitados... son los más afectados, a menos que quieran vivir en la calle.











 Desde 2012, la Sociedad para la Organización Comunitaria (Soco), una ONG con sede en Hong Kong, que defiende los derechos básicos y que tiene como prioridad  el derecho  de los desposeídos a tener una vivienda digna, lleva adelante una campaña para tomar conciencia del problema de la vivienda y sacar a la luz la dramática desigualdad y las condiciones de vida indignas a las que se enfrentan muchas personas.











De nuevo, en 2016, Soco y el el fotógrafo Benny Lam colaboraron en una nueva exposición de su trabajo en la serie Trapped, para mostrarnos a través de una mirada cercana una crisis que afecta a los más vulnerables. "Lo que vi es que la casa de un niño se limita a una cama sencilla. Es donde duerme, come y hace sus tareas. Los niños no tienen dónde jugar, excepto por el pasillo, y las habitaciones compartidas como la cocina y el baño , lugares fuera de su casa. Me gustaría capturar todo esto con la cámara".












De casas ilegales a los hogares enjaulados, de cubículos 
a los hogares con particiones de hoy en día.       




Fotos: Benny Lam (Photoblog, Ismorbo, Guardian)




jueves, 15 de junio de 2017

El dron solar más grande vuela con éxito




Imagen del 24 de mayo de 2017 de un dron solar 
en su vuelo de prueba.


China ha realizado con éxito la prueba de vuelo de su dron solar más grande en un vuelo en el espacio cercano. Con una envergadura de más de 40 metros, el dron impulsado por energía solar, es capaz de volar a una altitud de entre 20 y 30 kilómetros y alcanzar velocidades de entre 150 y 200 kilómetros por hora. El vehículo aéreo no tripulado será empleado en misiones de alerta temprana, reconocimiento, rastreo de desastres y observación meteorológica. También podrá hacer las veces de estación repetidora de comunicaciones.











domingo, 11 de junio de 2017

Un ave prehistórica atrapada en ámbar




"Ver algo tan completo es asombroso. Es simplemente impresionante", dijo Ryan McKellar, del Royal Saskatchewan Museum de Regina, en Canadá, miembro del equipo que descubrió el ave. Lida Xing



Los insectos no son las únicas criaturas que quedaron atrapado en ámbar durante la época de los dinosaurios; ahora se ha descubierto el ave más completa en un trozo de ámbar de cien millones de años de antigüedad encontrado en Myanmar, que contiene la cabeza, el cuello, el ala, la cola y las patas de un pájaro recién salido del huevo, atrapado en la savia que brotaba de un árbol.



Aunque parece como si la piel y la carne reales del pájaro estuvieran todavía preservados en el ámbar, en realidad se trata de una impresión muy detallada. Estudios de hallazgos similares muestran que la carne se ha degradado en carbono, y no hay ADN utilizable. El ámbar conserva algunos de los colores de las plumas, pero en este caso no son muy llamativos. "Eran pequeños pájaros marrones". Lida Xing



El nuevo hallazgo se suma a evidencias anteriores de su capacidad para el vuelo, ya que la cría tenía un conjunto completo de plumas para el vuelo y le estaban creciendo las plumas de la cola, pero extrañamente carecía de plumas en la mayor parte del cuerpo en lugar de estar cubierto como las crías de hoy. Probablemente, estos pájaros nacían en el suelo y trepaban a los árboles, lo que los hacía particularmente propensos a quedarse atrapados en la savia.



El ejemplar pertenecía a un grupo de pájaros conocidos como enantiornitas o 'pájaros opuestos', que vivían junto a los antepasados de las aves modernas y que prosperaron hasta que murieron con los dinosaurios hace 66 millones de años. Reconstrucción de Cheung Tat Chung



Fuentes: New Scientist, ABC




viernes, 9 de junio de 2017

Los huesos más antiguos de Homo sapiens encontrados en Marruecos




La primera mandíbula de adulto casi completa descubierta en el sitio de Jebel Irhoud. La morfología ósea y la dentición exhiben una combinación de características arcaicas y evolucionadas. Jean-Jacques Hublin



Los fósiles descubiertos en el yacimiento de Jebel Irhoud, Marruecos, son los restos más antiguos conocidos de Homo sapiens, un hallazgo que reescribe la historia de los orígenes de la humanidad y sugiere que nuestra especie evolucionó en múltiples ubicaciones en todo el continente africano. Con una antigüedad de entre 300.000 y 350.000 años, el hallazgo evidencia el origen del hombre moderno fuera del África subsahariana y antes de lo que se pensaba.



Reconstrucción del cráneo a partir de los fósiles encontrados en Jebel Irhoud, basado en tomografías computarizadas de múltiples micro fósiles originales. Philipp Gunz



Hasta ahora, los fósiles más antiguos que pertenecían claramente a Homo sapiens fueron descubiertos en Etiopía, en el yacimiento de Omo Kibish, con una antigüedad de 195.000 años. El cráneo parcial y la mandíbula inferior descubiertos ahora por el paleoantropólogo Jean-Jaques Hublin y su equipo, datan de 100.000 años antes y proceden de un área distinta, lo que abre el debate a nuevas teorías sobre la evolución de nuestra especie.




Las herramientas encontradas se basaron en una técnica llamada método Levallois, por lo que esta forma de hacerlas se originó antes de lo pensado. Mohammed Kama



Desde que en 1960 se desenterraron en Jebel Irhoud unas pocas piezas de un cráneo, excavaciones posteriores descubrieron más huesos, junto con las láminas de sílex. A partir de 2004, la excavación ha dado lugar a la identificación de los restos de cinco individuos a partir de fragmentos craneales y dientes. La presencia de numerosos utensilios de piedra ha permitido la datación de estos restos mediante técnicas de termoluminiscencia sobre sílex incandescente en 300.000 años .




El sitio de Jebel Irhoud, en Marruecos. Shannon McPherron



Los descubrimientos se han publicado  en dos artículos en la revista Nature (Jean-Jaques Hublin y equipo y Daniel Richter y equipo), en los que se explica la compleja historia evolutiva de la humanidad, que probablemente se extendió por todo el continente africano mucho antes de lo que se creía hasta ahora. En África, especialmente, nuestra evolución se caracterizó por numerosas especies diferentes que vivieron todas al mismo tiempo y, posiblemente, incluso en los mismos lugares. La dispersión del Homo sapiens a través de toda África alrededor de 300.000 años son el resultado de cambios en la biología y el comportamiento.



Los nuevos fósiles fueron encontrados en los sedimentos 
en frente a los dos arqueólogos de la izquierda. Shannon McPherron




                 The New YorkTimes




miércoles, 7 de junio de 2017

La proeza de Alex Honnold: escalar El Capitán sin cuerdas





Imagen de Alex Honnold en la cumbre de El Capitán, 
en el Parque Nacional de Yosemite, California. Jimmy Chin


 Alex Honnold, 31 años, el sábado, 3 de junio, se convirtió en la primera persona en escalar en solitario integral (sin cuerdas ni equipamiento de seguridad)  El Capitán, la icónica pared de granito de 914 m, en el parque nacional de Yosemite (California). Comenzó su escalada a las 5:32 de la madrugada alcanzando la cima 3 horas y 56 minutos después.



Honnold ha estado practicando para esta desafiante escalada durante más de un año en rutas de todo el valle de Yosemite y en otros lugares del mundo. Jimmy Chin


Honnold ha dedicado más de un año a entrenar para llevar a cabo esta ascensión escalando en Estados Unidos, China, Europa y Marruecos. Solo sus más allegados conocían su objetivo. El Capitán es considerado por muchos el epicentro del mundo de la escalada. Su verticalidad supera al edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa (828 m), en Dubái.



Alex Honnold entrena en la via Freerider. Jimmy Chin


La vía escogida para alcanzar la cumbre es conocida como Freerider, con un grado de dificultad 7c (escala francesa, siendo la 9b+ la que tiene más dificultad), es una ruta  zigzagueante a lo largo de varias finas redes de fisuras y grietas, algunas enormes, otras con apenas la anchura de un nudillo, que pone a prueba prácticamente cada aspecto de las habilidades físicas de un escalador: la fuerza de los dedos, los antebrazos, los dedos de los pies, el abdomen, la flexibilidad y la resistencia. Un equipo de National Geographic, dirigido por  Jimmy Chin, ha seguido a Honnold en su aventura para un próximo documental. 



AP


National Geographic







martes, 6 de junio de 2017

Stratolaunch, el mayor avión del mundo para lanzar satélites





El avión con mayor envergadura del mundo hasta la fecha -mide 117 metros de una punta a otra de sus alas-, el Scaled Composites Model 351, construido por la empresa Stratolaunch Systems, en Mojave, California, por primera vez salió del hangar el 31 de mayo para hacer pruebas de abastecimiento de combustible. Llamado Roc, en honor al ave de la mitología persa, tan grande que podía levantar un elefante con sus garras, está diseñado como plataforma para lanzar pequeños cohetes hacia órbitas cercanas a la Tierra desde una altitud de unos diez mil metros.










Con un peso de 590 toneladas, el avión está compuesto por dos fuselajes que miden 73 metros, propulsado por seis motores Boeing 747, capaz de llevar hasta 250 toneladas de carga útil externa -lanzará tres cohetes Pegasus en una sola misión, cada uno con un peso de unas 25 toneladas-, y se desplaza con 28 ruedas a través de una pista de más de 3.000 metros de rodadura  que necesita para despegar. Está previsto que su primer lanzamiento sea  en 2019. Luego, habrá que demostrar que es económicamente viable en un mercado competitivo.












sábado, 3 de junio de 2017

Cómo evolucionaron las ballenas hasta convertirse en los seres vivos más grandes del planeta





El origen de los cetáceos se remonta a unos 50 millones de años, cuando mamíferos ungulados se aventuraron a vivir en el agua. Durante varios millones de años desarrollaron aletas y se convirtieron en criaturas marinas. Pero cuándo y por qué aumentaron de tamaño ha sido una incógnita hasta ahora.





La ballena azul ( Balaenoptera musculus ) es el animal más grande que existe y que ha existido nunca. Por lo que sabemos, se han encontrado ejemplares de cerca de 33 metros de largo y un peso de 170 toneladas. Para los biólogos evolutivos estos animales tan grandes siguen siendo un tema de debate. Un grupo de científicos ha tratado de averiguar en qué momento de la historia de la vida en la Tierra las ballenas azules y otros tipos de ballenas aumentaron de tamaño. Los resultados de su estudio se han publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B.




Hace 4,5 millones de años, que son pocos teniendo en cuenta que las primeras ballenas aparecieron hace unos 35 millones de años, su longitud estaba  entre 4 y 6,5 metros aproximadamente, ahora sobrepasan los 25 metros, comenzó así un proceso evolutivo con el fin de poder alimentarse más eficazmente. "Cuanto más grande sea tu boca, más puedes atrapar y menos energía te cuesta hacerlo".





Para determinar cuál era la explicación más convincente, los científicos examinaron los cráneos conservados en el Museo de Ciencias Naturales Smithsonian de 63 ballenas extinguidas para estimar su longitud y teniendo en cuenta el tamaño de 13 especies vivas, se averiguó que las especies más grandes aparecieron hace dos y tres millones de años y que algunas especies más pequeñas empezaron a desaparecer. Coincide con la llegada de las capas de hielo al Ártico y el cambio de la distribución de la microfauna.




Si bien vivimos un momento especial en el que podemos disfrutar de la majestuosidad de estos animales, su supervivencia está en peligro debido a la acción humana: explotación pesquera, océanos cada vez más ácidos y faltos de oxigeno y los rápidos cambios climáticos.



Todo comenzó con las glaciaciones de los últimos tres a cinco millones de años, que transformaron los océanos. Antes de que aumentara la superficie helada en el hemisferio norte, las ballenas carecían de problemas para conseguir comida. Pero al expandirse el hielo y cambiar la circulación de agua en los océanos, las ballenas barbadas tuvieron que recorrer largas distancias para llegar a lugares donde había abundante comida, bancos de peces o enjambres de krill y zooplancton. Por lo que ser más grande habría supuesto una ventaja a la hora de adaptarse a esos cambios, y tener un cuerpo pequeño una desventaja, lo que explicaría la desaparición paulatina de las ballenas de menor tamaño.



El tamaño de una ballena azul en comparación 
con el de una persona. Wikimedia