martes, 21 de marzo de 2017

Global Teacher Prize 2017





"Cualquiera de los otros nueve profesores que han llegado hasta esta final podría haber ganado, lo que hay que subrayar aquí es que es una manera de decirle al mundo que los profesores importan", dijo MacDonnell justo antes de recibir el premio.



Maggie MacDonnell ha sido la ganadora del Global Teacher Prize, el galardón que desde hace tres años premia al "mejor maestro del mundo" con un millón de dólares. Desde hace seis años da clases en Salluit en la Ikusik School, una escuela con alumnos del pueblo inuit castigados por el embarazo adolescente, el consumo de alcohol y drogas y una alta tasa de suicidio entre los adolescentes varones. A Salluit solo es posible llegar por aire y donde la mayor parte del año hay 20 grados bajo cero.







El premio reconoce sus esfuerzo para orientar a los adolescentes y a una comunidad de 1.300 habitantes en la búsqueda de un sentido vital en un entorno social y geográfico adverso. La maestra canadiense creó un fitness center que se convirtió en el epicentro de la vida social de jóvenes y adultos de Salluit. Además desarrolló una batería de programas y cursos que logró atraer a su alumnado, motivándolos a estudiar cursos basados en sus intereses, estimulando el desarrollo de soluciones a problemas concretos de su comunidad y reforzando su autoestima. Una de sus prioridades han sido las chicas, que gracias a su ayuda han reducido las tasas de absentismo y mejorado su rendimiento escolar (hasta un 500%).






MacDonnell fue elegida entre 10 maestros finalistas. Los otros nueve finalistas eran de España, Brasil, Pakistán, Gran Bretaña, Jamaica, Kenia, Australia, China y Alemania. Este año hubo veinte mil maestros nominados de 179 países.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada